viernes, 19 de junio de 2015

Diseña tu rampa: Tornillos

Primero que nada queremos decir que "allá afuera" hay muchas fuentes con información diferente en relación a cuál es el tipo de tornillo más recomendable para armar una rampa de madera. Por esa razón lo presentado en esta publicación no debe ser tomado por verdad absoluta ni mucho menos. O en otras palabras, esto no es un "cómo se hace" sino un "cómo lo hacemos nosotros".


La opción número cuatro de la imagen anterior es la que más nos gusta.

-De entrada, la teoría dice que la cuerda abierta de la opción 4 es mejor para usos en madera que la cuerda cerrada de la opción 1. A nosotros nos gusta porque al tener menos cuerdas es más rápido insertarlos. (Tomando en cuenta que incluso una rampa pequeña puede tener un par de cientos de tornillos).

- El no tener cuerda en la parte superior cercana a la cabeza del tornillo ayuda a que al momento de unir los soportes de la rampa con la pared de la rampa podamos atornillar hasta que la cabeza del tornillo presione perfectamente una pieza contra la otra cosa que no sucede cuando se eligen las opciones 2 o 3.

- La pequeña diferencia entre la parte baja de la cabeza de la opción 3 y la opción 4 puede ser tanto una ventaja como una desventaja.
  Esa "transición suave"  (en color rojo)  de la opción 3 produce un mejor empuje de la cabeza del  tornillo sobre la madera, ¿y eso es bueno, cierto? ya que queremos que las piezas que unimos se sujeten fuertemente.  La parte no tan buena es que bajo ciertas circunstancias (el tipo de madera que se utilice o el tipo de herramienta que se use para colocar el tornillo) ese  tipo de cabezas de tornillo tienden a quedar por encima del nivel de la superficie de la madera, lo cual es algo que nadie desea, sobre todo cuando se trata de los tornillos que sujetan las cubiertas de las rampas.

Mientras tanto, la "transición no tan suave" (también en color rojo) de la opción 4 mas unas "pequeñas protuberancias" que, por cierto, no se logran ver en la imagen (sorry), sirven para que esa sección de la cabeza del tornillo se incruste de mejor manera hasta quedar nivelada con la superficie de la madera.

Ese tipo de tornillos se encuentran en diferentes largos y gruesos, por ejemplo  #6 x 2", #8 x 2", #10 x 2", #6 x 2.5", #8 x 2.5", etcétera.  En cuanto al grueso, nosotros usamos #8 y en cuanto al largo generalmente algo entre 2" y 2.5".

En cuanto a comprar tornillos con acabado negro fosfatado como los de las imágenes de arriba, que son los de menor costo, o comprar tornillos con algún tipo de protección para evitar su corrosión en uso en  exteriores (galvanizados, de acero inoxidable o cualquier otro) primero debe evaluarse si el costo adicional conlleva un beneficio significativo; eso es, en nuestra experiencia, sobre todo en proyectos personales o comunitarios, la madera siempre termina por deteriorarse mucho antes de que los tornillos -aún los de menor calidad- muestren algún tipo de daño relevante.

Claro que si se trata de algún proyecto comercial que requiere cierto grado de "profesionalismo" -por lo menos aparente-, entonces quizá no sólo sería recomendable elegir tornillos con protección para uso en exteriores sino incluso cambiar el tipo de cabeza Phillips por una Torx o Torx de seguridad.

Por cierto, generalmente utilizamos 2 o 3 tornillos por cada extremo de travesaño y entre 4 y 5 por travesaño para las cubiertas de las rampas.

En fin, esperamos que la publicación sea de utilidad. Si algo falta o, peor aún, si algo está mal, por favor dejen un comentario o envíen un mensaje a través de la página de Facebook.

P.D. El siguiente video no es nuestro pero es muy interesante:

No hay comentarios:

Publicar un comentario